Can Farell

Buenos días,

¿Conocéis el restaurante Can Farell? A nosotros nos lo recomendaron unos amigos que habían estado y el plan no podía ser mejor. Unas semanas después, ganó un concurso televisivo como “el mejor restaurante familiar del vallés”. ¡Y nosotros con reserva!

La idea es que tienen un espacio genial para poder disfrutar de un día con amigos y familia. Donde cada uno tiene su momento y espacio para poder disfrutarlo. Hoy os cuento nuestra experiencia (sólo he ido una vez pero creo que volveremos):

Reservamos en el primer turno (13:30h) para aprovechar bien la estancia 😉 Los niños tenían su mesa preparada con el menú infantil y papeles con dibujos para pintar y colores. Mis peques se pidieron macarrones + pollo rebozado con patatas y de postre un helado.

Para los mayores también habíamos reservado menú con unos entrantes de primero (yo me quedé a tope) y un segundo y postre a elegir cada uno. Como valoración de mi mesa mucho mejor los entrantes que el segundo. Habían platos típicos de la cocina de masía catalana tipo: escudella, habitas, pies de cerdo, bacalao o pollo de payes.

Lo mejor estaba por llegar: cuando los peques terminaron (entre nuestros entrantes y segundos) los llevamos a la sala de juegos. Un sala repleta de actividades: juegos, cocinitas, maquillaje, trenzas, coches, para pintar y un patio exterior con columpios. En esta sala les ponen una pulsera con tu número de mesa y unas monitoras se encargan de vigilarlos y entretenerlos hasta las 18h de la tarde. ¡Planazo! Los padres puedes ir entrando y saliendo para ir controlando como se lo estan pasando. Como punto negativo deciros que en principio los niños no pueden salir de la sala, pero más de una vez alguno de nuestros peques llegaron a nuestra mesa solos…

Nos encontramos a unos amigos (papis del cole) que también habían ido a comer y contrataron el servicio de monitoras especifico para su grupo. Estan durante el rato de la comida + sala de juegos. Des de mi punto de vista está muy bien cuando vas un grupo grande y la mesa de niños es importante.

Como puntos a destacar diría el amable trato del personal, la rapidez en servir los platos (sobretodo con los peques se agradece mucho) y las instalaciones. Esa sala de juego me impresionó y el jardín con columpios y casita de madera tenia muy buena pinta. A mejorar la calidad de algunos platos. Yo diría que es un restaurante para disfrutar de la compañía sin agobiarte por los peques.

Luego al terminar estuvimos un rato fuera charlando, hay un campo de fútbol y sofás para los papis.

Para mi un plan ideal para ir a comer con amigos y peques. Hay cositas que podrían estar mejor pero me parece un planazo para pasar el día con amigos. ¡Así que seguro que nosotros volveremos!

¡Ya me contaréis vuestra opinión si vais a visitarlo!

Pd: post no patrocinado

Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *