El regalo de estas navidades: patinete micro

Hoy me gustaría hablaros de nuestra experiencia con los patinetes micro (una de las compras que más éxito ha tenido en nuestra casa).

Cuando mi hija mayor tenía casi dos años unos amigos nos hablaron de los patinetes micro y su adaptabilidad a las diferentes etapas psicomotrices de los peques. Investigando un poco más sobre qué patinete le podíamos comprar,  fueron muchas las recomendaciones que nos llevaron a este genial patinete que os comento hoy. Y nosotros, como papis novatos nos dejamos “guiar” por ellos. Porque si una cosa he aprendido durante la maternidad… es que el consejo de otro papi vale más que cualquier publicidad del mundo.

Finalmente nos decantamos por el patinete 3 en 1. Son a partir de 1 año y aguantan hasta 20kg de peso. Pero también os digo, que más de uno de los amigos mayores se han montado y ¡ha resistido!. Vamos,  que dan ganas de comprar uno de adulto para nosotros.

Al principio, nosotros no entendíamos muy bien como explicarle para girar el patinete sin un manillar rotativo.  Pero ella, de forma natural empezó a experimentar y probar …  y un día,  se volvió toda una experta… se recorría el parque entero con su patinete. Los patinetes micro tienen un sistema de dirección patentado inclínate y gira. Este sistema, ayuda a los niños a que consigan orientar las ruedas delanteras según su movimiento corporal.

Me quedé muy sorprendida la facilidad que tienen en aprender a montar en patinete. Mucho menos que lograr mantenerse sobre una bicicleta. Esto es así porque, son más estables y es más fácil mantener el equilibrio sobre ellos. Por eso pueden usarse prácticamente desde que los peques aprenden a andar. Y a la vez, están trabajando funciones como el equilibrio, la coordinación y las habilidades motrices.

Una de las ventajas más evidentes del uso del patinete, es el disfrute que tienen des del minuto cero. Les encanta montar, disfrutan muchísimo haciendo carreras, probando trucos, formas de girar o de frenar. Y aprenden gran cantidad de cosas por el camino.

Me fue genial cuando nació su hermana pequeña y ella sólo tenía dos años, no quería comprar un carro gemelar y tenía que espabilarme yo sola con los dos. El patinete micro me fue de maravilla para poder bajar hasta el parque y disfrutar las 3 juntas.

Cuando la hermana pequeña se fue haciendo mayor, no tuvimos ninguna duda en comprar otro. Empezamos por la modalidad sentada. Pero la verdad, es que la pequeña siempre ha tenido una destreza motriz muy avanzada y en seguida buscaba el patinete su hermana mayor. Así que decidimos ponerle el manillar bajito y el patinete sin sillín. Y todavía me acuerdo de la cara de la gente, cuando la enana bajaba la avenida principal de Andorra a toda caña con su patinete. Era muy graciosa.

Des de mi punto de vista, los patinetes micro tienen estas características que los hacen especiales y diferentes de los otros patinetes del mercado:

  • Tiene dos ruedas delante y una detrás, esto ofrece una estabilidad mayor. Además, los niños tienen más facilidad para apoyar en cualquier momento el pie en el suelo para evitar la caída. Y para las madres sufridoras como yo nos da mucha tranquilidad 😉
  • Tienes la posibilidad de tener 3 patinetes en 1, adaptándolo a las necesidades del peque y su evolución. De 1 a 6 años no hace falta cambiarlo.
  • Es un patinete que no pesa mucho y es fácil de transportar. Se puede desmontar sin necesidad de herramientas. Sus ruedas se deslizan super bien, no hacen ruido y no se desgastan (tenemos experiencia de más de 5 años de uso)
  • Tiene un freno trasero que no se calienta ni desgasta la rueda, es muy fácil de controlar por los niños.
  • En temas de materiales, seguridad y calidad puedes tener la confianza del 100%

Esta es otra de las grandes ventajas de los patinetes frente a las bicicletas. Si vives en un piso, es mucho más fácil encontrarle un hueco al patinete que a la bicicleta. Además, caben en el maletero, por lo que los podrás llevar a las excursiones o en los viajes, sin necesidad de comprar apliques especiales.

Nosotros nos lo llevamos a todas partes, a las niñas les encanta.  Y una vez en destino, las peques han podido disfrutar callejeando la ciudad sin bajar de su patinete. Estas fotos son de la Navidades pasadas que estuvimos visitando Valencia. El patinete es el mejor aliado en estas situaciones. Como les encanta, aguantarán mucho más tiempo paseando con él que caminando.

De hecho creo que ha sido el “responsable” de que las peques hayan tardado tanto a montar en bici. El control que tienen del patinete es brutal y son la reinas. Creo que le aporta una gran libertad y ellas son felices. La diversión, el aprendizaje y el ejercicio saludable son, para mi, las principales características de los patinetes micro.

¡Nos vemos rodando!

Un abrazo,

Maria

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *